AsiaEdad ContemporáneaGobiernoGuerrasMonarquíasSociedad

Primera Guerra Sino-japonesa (1894-1895)

La Primera Guerra Sino-japonesa se dio entre los años 1894 y 1895. La derrota en esta guerra fue un duro golpe para la Dinastía Qing del Imperio Chino. El Imperio de Japón logró hacerse con el control de Corea, además China le tuvo que ceder territorio, entre ellos estaba la isla de Taiwán, que estuvo bajo control japonés hasta el final de la Segunda Guerra Mundial.

En el siguiente articulo repasaremos los aspectos más importantes de la Primera Guerra Sino-japonesa de 1894 y 1895⁽¹⁾. ¡Acompáñanos!

PUBLICIDAD DE GOOGLE

Antecedentes de la Primera Guerra Sino-japonesa

El siglo XIX en China es conocido como el siglo de la humillación. Fue durante estos años que el Imperio Chino sufrió las invasiones imperialistas de las potencias europeas, y finalizando el siglo, se desata la Primera Guerra Sino-japonesa. Esta guerra inició por el control de Corea, el más antiguo de los estados vasallos del Imperio Chino. Japón quería apoderarse de la región, lo que le permitiría mejores posiciones militares.

El Imperio Chino debió hacer frente a los europeos en la Primera Guerra del Opio entre 1838 y 1842, y en la Segunda Guerra del Opio entre 1856 y 1860. Además sufría problemas internos, entre los que destacamos la Rebelión Taiping. En este contexto de debilidad, el naciente Imperio de Japón aprovechó su oportunidad para disputarle a China el control de Corea.

Corea, además de tener una ubicación estratégica, poseía además diversos recursos como hierro y carbón, muy importantes para la industrialización. Japón quería hacerse con estos recursos para profundizar su crecimiento tecnológico. Quien estaba al mando del Imperio de Japón era el emperador Meiji. Mientras que en China, el gobierno estaba en manos de la viuda regente, la emperatriz Cixí.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

La Primera Guerra Sino-japonesa

La Primera Guerra Sino-japonesa, que conocemos así ya que existe una Segunda Guerra Sino-japonesa que se desarrolló entre 1937 y 1945, comenzó en julio de 1894. El 25 de julio de 1894, las fuerzas japonesas hundieron sin aviso previo un buque chino. Comienza así la Primera Guerra Sino-japonesa, donde desde el comienzo China sufrió duros golpes.

Primera guerra sino-japonesa
«Primera guerra chino-japonesa, grandes batallas y movimientos de tropas.» En Wikipedia.

Las fuerzas japonesas estaban mejor preparadas, además tenían planeado el ataque, por lo que se impusieron sucesivamente sobre los chinos. Para octubre de 1894 los chinos debieron abandonar Corea, que quedó bajo control japonés. Los japoneses no se conformaron con expulsar a los chinos de Corea, sino que siguieron sus ataques en el territorio nororiental de China.

Los japoneses lograron controlar puntos claves como el puerto de Lüshunkou, también conocido como Port Arthur. En marzo de 1895 los japoneses ya amenazaban Pekín. Los japoneses habían cosechado un fuerte odio hacia los chinos, a los que veían como inferiores, por ellos a medida que avanzaban en su territorio se ocupaban de ocasionar el mayor daño posible.

Dado los malos resultados obtenidos en las batallas, el gobierno de la Dinastía Qing de China, decidió solicitar la paz. Fue el Tratado de Shimonoseki de mediados de abril de 1895 el que puso fin a la guerra, la cual terminó con una clara victoria japonesa.

Consecuencias de la Primera Guerra Sino-japonesa

Gracias a la victoria el Imperio de Japón logró hacerse con un gran territorio. China debió cederle a Japón las islas de los Pescadores, Taiwán y la península de Liaodong. Además China debía pagar reparaciones de guerra al gobierno japonés.

China sufrió la invasión de su territorio, lo que se vio reflejado en la cantidad de víctimas: 35 mil muertos aproximadamente. Japón entraba de esta manera, en la competencia con las potencias europeas y Estados Unidos. Japón buscaría crear un gran imperio en Asia y Oceanía, que pudiera hacer frente a las fuerzas europeas. Este proceso se vio claramente al estallar la Segunda Guerra Mundial, donde Japón tomó el control de gran parte del territorio.

En China la derrota con Japón y la perdida de territorio despertaron un gran malestar en la población. A su vez, se hacía más numeroso el grupo nacionalista que luchaba contra la dinastía Qing. Una consecuencia de esto fue la Rebelión de los Bóxer de 1899-1901.

Bibliografía

¹ Rato Alarcó, A. D. (2019). La primera guerra sino-japonesa como experiencia del imperialismo japonés.

La rebelión de los Bóxers. Un momento clave en la historia de China. En National Geographic.

  • ¿Te ha resultado útil este artículo?
  • SiNo

Federico Fretes

Historia - Universidad de Buenos Aires. Grupo de Historia Popular - Instituto de Historia Argentina y Americana "Dr. Emilio Ravignani".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *