Ingreso de Estados Unidos a la Gran Guerra

El 6 de abril de 1917 Estados Unidos ingresa a la Primera Guerra Mundial. Esta decisión fue vista como inevitable y sentenció el triunfo de los aliados o Entente: Gran Bretaña, Francia y Rusia (a raíz de la Revolución Rusa de 1917, donde queda establecido el sistema socialista, deciden abandonar la contienda hacia marzo de 1918).

En el siguiente artículo detallaremos los motivos por las cuales Estados Unidos abandonó su neutralidad y entró en combate dentro del bando aliado. ¡Acompañanos!

Estados Unidos y el estallido de la Primera Guerra Mundial⁽¹⁾

Estados Unidos, dentro del marco de la Segunda Revolución Industrial, se posicionó como una gran potencia. Luego de aumentar su territorio gracias a la guerra contra México en 1846 y sus incursiones imperialistas en las Filipinas y el Caribe, se convirtió en la mayor potencia de América y estaba a la altura de competir con las potencias europeas gracias a su producción industrial y agrícola.

Al estallar la Guerra en Europa en 1914, Estados Unidos bajo el mandato del presidente Woodrow Wilson (su mandato comenzó en 1913), decide mantener la neutralidad. De esta forma podía seguir vendiendo sus productos (cada vez más demandados) a las potencias europeas beligerantes. Además el conflicto estaba alejado de su territorio, en ningún momento de la guerra se atacó el continente americano.

submarino alemán durante la Primera Guerra Mundial.
Submarino alemán de la Primera Guerra Mundial. Fue una de las armas más temidas durante la guerra. En Wikipedia.

La neutralidad de Estados Unidos⁽²⁾

El presidente Wilson argumentaba que el pueblo estadounidense tenía orígenes diversos, los cuales provenían de Europa en muchos casos (de hecho un 35% de la población era nacida en Europa o hija de europeos), por ello tomar partido por uno u otro bando generaría animosidades en el interior del pueblo de Estados Unidos. Sin embargo, desde el estallido de la guerra la sociedad fue tomando partido, siendo el bando de los aliados el más apoyado por la opinión pública, teniendo entre sus defensores a los importantes empresarios Rockefeller y J. P. Morgan. De hecho el banco de J. P. Morgan comenzó a brindar prestamos a los aliados (cuando Estados Unidos ingresó a la guerra la deuda ascendía a 2.3 billones de dólares).

Un factor importante para la toma de posición dentro del pueblo estadounidense fue la prensa, el New York Times estaba manifiestamente a favor de los aliados. Además la información sobre la guerra provenía de Londres, donde se incitaba el odio hacia Alemania y sus aliados. Los Aliados intentaban demostrar que su lucha era por los valores de la Revolución Francesa, en defensa de la libertad y la democracia, frente a las potencias autoritarias lideradas por Alemania.

Por otra parte, el comercio de Estados Unidos con Europa no cesó durante la guerra, pero creció cada año con el bando aliado (mientras que con Alemania descendía). Los aliados habían marcado a la zona del Mar del Norte cómo zona de guerra, es decir, cualquier embarcación sospechosa podía ser derribada. Los alemanes hicieron lo mismo con el archipiélago de las islas británicas, aquí se desató el principio de la intervención de Estados Unidos en la guerra.

El hundimiento del Lusitania

Hubo un hecho que marcó en profundidad a la opinión pública estadounidense: el hundimiento del trasatlántico Lusitania el 7 de mayo de 1915 por el submarino alemán U-20, esta era una de las embarcaciones más grandes del mundo y trasladaba a unos 1200 pasajeros, entre los cuales había 128 estadounidenses. La política marítima de guerra alemana causaba temor en Estados Unidos, que ya habían sufrido ataques en otros momentos. Los alemanes buscaban cortar el comercio que llegaba a Gran Bretaña, además de interferir con la llegada de municiones para los aliados (se descubrió que el Lusitania trasladaba miles de proyectiles de fabricación estadounidense hacia Gran Bretaña).

Lusitania
El Lusitania fue hundido por un submarino alemán el 7 de mayo de 1915. En National Geographic.

El hundimiento del Lusitania fue rápido, dejando sin chances de sobrevivir a los pasajeros. Además al llegar a las costas irlandesas, donde fue derribado, no encontró escoltas como era costumbre. Es decir que el Lusitania se encontraba solo cuando se topó con el submarino alemán. Este hecho generó un gran odio hacia Alemania dentro de Estados Unidos. Sin embargo, el presidente Wilson decidió mantener la neutralidad.

De hecho el presidente Wilson logra la reelección como presidente en el año 1916 con el lema: «nos mantuvo fuera de la guerra». Aunque un año más tarde Estados Unidos entraba efectivamente en la guerra, veamos porqué.

Ingreso de Estados Unidos a la Gran Guerra⁽³⁾

Luego del hundimiento del Lusitania, Alemania cesó sus ataque a barcos con pasajeros sin previo aviso. Pero en 1917, apretados por la situación de la guerra y la crisis de su aliada Austria-Hungría, decidieron retomar su política de ataques submarinos indiscriminados en zonas de guerra. Esto generó el repudio de los estadounidenses. Estados Unidos rompe los lazos diplomáticos con Alemania, pero aún no decide entrar en la guerra. Otra vez, hubo un hecho que marcó el ingreso estadounidense a la Primera Guerra Mundial.

El 17 de enero de 1917 el ministro alemán de relaciones exteriores Arthur Zimmerman, envío un mensaje a las autoridades mexicanas, quienes tenían como presidente a Venustiano Carranza. En dicho mensaje se trasmitía la propuesta de Alemania, de apoyo militar y económico a México para que ataquen a Estados Unidos, y así puedan recuperar los territorios perdidos (Texas, Arizona y Nuevo México) en la guerra de Estados Unidos contra México. Así los alemanes esperaban que se abra un nuevo frente en la guerra que impida a Estados Unidos seguir ayudando a los aliados, a la par que atacaba sus barcos mercantes en Europa.

Al conocerse esta noticia en Estados Unidos las manifestaciones para entrar a la guerra aumentaron. Wilson cambió de parecer y en su discurso dentro del Congreso el 2 de abril de 1917 manifestó al necesidad de entrar en la guerra, no podían tolerar la actitud alemana. Rápidamente las autoridades estadounidenses aprobaron la intervención en la guerra, así el 6 de abril Estados Unidos ingresaba oficialmente a la guerra. Aumentaron el presupuesto para el ejército, unos 4 millones de estadounidenses fueron movilizados para la guerra en los 19 meses que estuvieron en combate.

El ingreso de Estados Unidos fue clave para la derrota alemana, uno a uno fueron cayendo sus aliados y no encontraron más salida que el armisticio. Estados Unidos jugó un papel importante en la mediación entre los bandos a la hora de establecer la paz. De hecho, el presidente Wilson obtuvo el Premio Nobel de la Paz en 1919 por dicha labor. Al año siguiente surge en Ginebra la Organización de Naciones Unidas (ONU) bajo la presidencia de Estados Unidos. Luego de la Guerra, Estados Unidos quedó posicionada como la gran potencia mundial, ya que las potencias europeas quedaron desbastadas por la Guerra.

Wilson luego de la firma de la paz
El presidente estadounidense Woodrow Wilson sonríe, sombrero de copa en mano, durante el desfile que siguió a la firma del Tratado de Paz de Versalles, no ratificado por el Congreso de su país. en La Vanguardia.

Bibliografía

¹ Hobsbawm, E., Historia del Siglo XX. Buenos Aires, Crítica, 2018.

² El misterioso hundimiento del Lusitania. En National Geographic.

Gregory, P., ¿Qué empujó a Estados Unidos a abandonar su neutralidad y entrar en la Primera Guerra Mundial hace 100 años?, 2017, en BBC.

³ Yoacham, C. G. (1994). Los Estados Unidos y la Primera Guerra Mundial, 1914-1919. Revista Chilena de Humanidades, vol. 15.

Estados Unidos entra en la Gran Guerra. En Muy Historia.

  • ¿Te ha resultado útil este artículo?
  • SiNo

Federico Fretes

Historia - Universidad de Buenos Aires. Grupo de Historia Popular - Instituto de Historia Argentina y Americana "Dr. Emilio Ravignani".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.