Domingo Sangriento (1905)

El Domingo Sangriento fue un evento que abrió la Revolución Rusa de 1905, la cual estuvo marcada por las grandes huelgas y las movilizaciones populares. Este evento ocurrió el 9 de enero de 1905 (calendario juliano), en las puertas del Palacio de Invierno en San Petersburgo, allí la guardia del zar reprimió una protesta pacífica de obreros, mujeres y niños, asesinando a varios de ellos.

En el siguiente artículo desarrollaremos la importancia del Domingo Sangriento para la historia de Rusia⁽¹⁾, sus características y consecuencias. ¡Acompáñanos!

Antecedentes del Domingo Sangriento

La población rusa, en su gran mayoría campesina, vivía en pésimas condiciones. Las hambrunas eran cosa corriente y el régimen zarista de gobierno les imponía un gran control. Todavía una inmensa mayoría de la población vivía en la pobreza, es así que las huelgas y manifestaciones en las ciudades comenzaron a tomar protagonismo hacia el final del siglo XIX. En el campo se daban otras formas de resistencia, como la negativa a pagar impuestos.

Rusia se encontraba en la periferia del sistema mundial, corriendo detrás de los avances de Europa Occidental. Su economía dependía mayoritariamente de la exportación de materias primas, por lo cual la explotación del campesinado era fundamental para el desarrollo del capitalismo ruso. Por su parte, la industria se encontraba en un lento desarrollo. El movimiento obrero logró organizarse en estos años, llevando adelante acciones colectivas, lo que sería importante para los futuros eventos de 1905.

El hecho que agravó esta situación fue la guerra contra la naciente potencia asiática: el Imperio Japonés, quienes ya habían demostrado su afán imperialista en la Primera Guerra Sino japonesa de 1894-1895. La guerra ruso-japonesa inició el 8 de febrero de 1904, desde el comienzo las fuerzas japonesas superaron a los rusos, lo que aumentó el malestar social. Además la guerra imponía mayor presión a la población, ya que el Estado necesitaba mayores recursos para solventar los gastos que el conflicto bélico implicaba.

Alejandro II
Nicolás II, el último zar de Rusia. En National Geographic.

El zar, con el título de «Emperador y Autócrata de Todas las Rusias», era Nicolás II, quien había accedido al trono a los 26 años de edad, tras la muerte de su padre Alejandro III en 1894. Este fue el último zar de Rusia, quien fue quitado de su puesto durante la Revolución Rusa de 1917.

Desarrollo del Domingo Sangriento

Dentro de este contexto de malestar social y crisis económica, agravada por la guerra con Japón, se llevó adelante una movilización popular de al rededor de 200 mil personas, hacia el lugar de residencia del zar: El Palacio de Invierno en San Petersburgo (ciudad construida siguiendo el modelo de Venecia en Italia). Esto sucedió el día 9 de enero, Rusia hasta ese momento seguía bajo el Calendario Juliano, que tiene 13 días de retraso con respecto al Calendario Gregoriano (el cual adoptaron en 1918).

Los manifestantes no protestaban contra la figura del zar, sino que, por el contrario, llevaban retratos de él en sus pancartas. Consigo llevaban una serie de peticiones para entregar al zar, entre ellas estaban el reclamo por una jornada laboral de 8hs, las mejoras en las condiciones de vida, la posibilidad de una mayor libertad política y de menos persecución, ya que durante el zarismo la oposición política era reprimida y castigada con envíos a las zonas inhóspitas de Siberia.

El líder de la movilización era cura ortodoxo Gapón. La religiosidad era muy importante par ala sociedad rusa, y los manifestantes se apoyaban en ella, ya que era Dios el que no podía permitir que el pueblo sufra de esa manera, el zar, en tanto protector del pueblo ruso, debía actuar en consecuencia. Era eso lo que los manifestantes reclamaban, pero al llegar al Palacio de Invierno fueron recibidos por la guardia del zar, quienes siguiendo la orden del gran duque Vladimir (tío del zar), abrieron fuego sobre los manifestantes.

Palacio de Invierno
Palacio de Invierno, lugar de residencia del gobernante. En San Petersburgo.
Imagen en discovertravelnews.

Represión en el Domingo Sangriento

Los manifestantes comenzaron a dispersarse luego de que la guardia del palacio les tire a quemarropa, en total murieron unas 200 personas, y otras 1000 resultaron heridas. Este hecho marcó un antes y un después en la vida política rusa. A partir de ese momento, el zar, Nicolás II, perdería legitimidad entre la población; las manifestaciones se reprodujeron, tanto en las ciudades como en el campo, donde algunos campesinos llegaron a tomar tierras.

La violencia desmedida contra una manifestación pacífica demuestra que el régimen zarista no estaba preparado para los problemas que el siglo XX le presentaba. Derrotados por Japón, las cosas sólo empeoraron para el Zar y su gobierno, fue así cómo sucedió la Revolución Rusa de 1905. El Domingo Sangriento radicalizó los acontecimientos, que terminaron con la creación de una asamblea legislativa, conocida como Duma. Así Rusia entraba en el camino de la monarquía parlamentaria. Por su parte, los obreros comenzaron a organizarse en consejos, conocidos como Soviets, en los cuales sólo había participación obrera. Estos soviets no respondían a un partido político, sino que eran autónomos.

domingo sangriento Putilov
Obreros de la fábrica Putilov en 1905. En La Izquierda Diario.

Rusia después del Domingo Sangriento

Rápidamente quedó claro para los obreros y militantes socialistas rusos, que el zar Nicolás II (el cual se ganó el apodo de «el sanguinario» luego de 1905), no tenía intenciones de abrir la arena política para la participación popular. Dentro de la Duma, sus opositores eran silenciados, y el Soviet como organización obrera fue reprimido por las fuerzas del zar. Sin embargo, estos eventos serían la antesala de la Revolución Rusa de 1917, que terminó con el zarismo e instauró al primer república socialista de la historia de la humanidad.

Bibliografía

¹ Nicolás II y su desastrosa guerra contra Japón. Historia y vida, La Vanguardia.

Hobsbawm, Eric. Historia del siglo XX, Barcelona, Crítica, 2005.

REVOLUCIÓN RUSA. 9 de enero de 1905: el «domingo sangriento» que inició la revolución. En La Izquierda Diario.

León Trotsky, 1905 (compilación), Bs. As. CEIP, 2006.

Nicolás II, el último zar de Rusia. En National Geographic.

M. González Sánchez, 22 de enero de 1905. Domingo sangriento de San Petersburgo. En UNIR.

  • ¿Te ha resultado útil este artículo?
  • SiNo

Federico Fretes

Historia - Universidad de Buenos Aires. Grupo de Historia Popular - Instituto de Historia Argentina y Americana "Dr. Emilio Ravignani".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.