AméricaBurguesíaCivilizacionesEconomíaEdad ContemporáneaGobiernoGolpe de EstadoGuerrasIdeologíasIndependenciasRevoluciónSociedad

Dictadura de Batista (Cuba)

La dictadura de Fulgencio Batista en Cuba (1952-1959) conforma uno de los procesos más dramáticos de la historia cubana del siglo XX. Caracterizada por la corrupción y la represión, este régimen logro perpetuarse mediante el autoritarismo hasta que la famosa Revolución Cubana logró derrocar a Batista y encausar un nuevo rumbo político en la Isla. ¡A continuación, les brindaremos toda la información sobre esta dictadura, acompáñennos!

Antecedentes

Tras el primer gobierno de Fulgencio Batista (1944) se produce en Cuba un proceso de «frágil Democracia«, caracterizado por la inestabilidad política y la corrupción. Durante los gobiernos de Grau San Martín y de Prío Socarrás, EE.UU intentará recomponer su dominio en la isla mediante una penetración económica que diese preferencia a inversiones en el área industrial, sobre todo en las provincias y no en la capital. Evidentemente, la intención era desarticular el poder oligárquico residente en La Habana, ya que luego de la Segunda Guerra Mundial los norteamericanos requerían de la existencia en Cuba de un sector con mayor predisposición capitalista.

El proceso descrito no podía imponerse sin una redefinición de fuerzas en el interior del sistema tradicional de dominación, generándose así contradicciones entre las clases propietarias. Sin embargo, la enorme dependencia de los capitales estadounidenses hizo imposible que los enfrentamientos en el interior del grupo dominante se de entre un sector «nacionalista» y otro «extranjerizante». En el fondo, sólo se trataba de una confrontación entre dos tipos de dependencia, uno que ponía su acento en el sector exportador tradicional y otro que pretendía además incentivar la actividad industrial.

El problema fue que ni el gobierno de Grau San Martín ni el de Prío Socarrás estaban en condiciones de definir la política cubana en favor de uno u otro grupo; y por lo general terminaron por dejar descontentos a todos, proyectándose una imagen de ingobernabilidad. Dadas las indefiniciones de ambos gobiernos, los grupos económicos aprovecharon la oportunidad para obtener prebendas y favores, teniendo lugar así una visible corrupción.

Fulgencio batista
Retrato de Fulgencio Batista. Extraído de Clarín.

En este contexto de ingobernabilidad, la oposición surgió de las propias filas del partido político gobernante, el Partido Auténtico, con la figura de Eduardo Chibás, quien militaba en una de las fracciones más radicales. Este fundó el Partido Ortodoxo en 1947 y levantó una política que denunciaba la corrupción y pretendía una estructura más libre de los intereses estadounidenses. El emblema del nuevo partido era una escoba con la que se simbolizaba el deseo de barrer con la «basura acumulada».

El Partido Autentico, sintiéndose amenazado, inició una feroz campaña para desprestigiar a Chibas hasta que terminó suicidándose. Rápidamente el nombre de Chibás se convirtió en símbolo de la lucha en contra de la corrupción y a lo largo de todo el país el Partido Ortodoxo ganó mucha reputación. Los ortodoxos estaban seguros de ganar las próximas elecciones, sin embargo, sus esperanzas se vieron frustradas por el golpe de Estado del 10 de Marzo de 1952 encabezado por Fulgencio Batista. Este golpe se desarrolló con la finalidad de evitar un obvio triunfo ortodoxo que pusiera fin a la corrupción e impusiera una agenda nacionalista en contra de los capitales de EE.UU.

La dictadura

Una vez en el poder, Batista estableció un gobierno autoritario y suspendió las garantías constitucionales, controlando la mayoría de las instituciones estatales. Esta dictadura se caracterizó por la corrupción, la represión política y el control económico. Por otra parte, se suprimió el derecho de huelga y restablecieron la pena de muerte. Batista intentó restablecer su imagen mediante unas fraudulentas elecciones presidenciales en 1955, de las cuales resultó vencedor con el 45,6 %.

Es importante destacar, que durante el periodo de la «Democracia frágil», la debilidad institucional conllevó a que clases subalternas pudiesen hacer valer algunos de sus intereses. Por ejemplo, el movimiento obrero logró conformar un sindicalismo fuerte y organizado. La burocracia sindical pronto se transformó en una traba para las expectativas de los capitales norteamericanos y para el gobierno cubano mismo. Por ello, durante la dictadura de Batista se produjo una fuerte represión ante el sindicalismo y las disidencias políticas. Se utilizaron fuerzas de seguridad para silenciar y perseguir a quienes se oponían al régimen, lo que llevó a numerosas detenciones arbitrarias y violaciones de los derechos humanos.

Rebelde cubano es fusilado por soldados de Batista en 1956. Extraído de Wikipedia.

En cuanto a su política económica, aunque mantuvo salarios altos para el sector industrial, el gobierno se alió con los grandes terratenientes de la isla, provocando así el crecimiento de la brecha entre ricos y pobres. Por otra parte, el gobierno se relacionó con el crimen organizado y La Habana de aquellos años se caracterizó por los casinos, la prostitución y el tráfico de drogas. De hecho, Batista estrechó sus relaciones con mafiosos estadounidenses como Meyer Lansky y Lucky Luciano.

Consecuencias

Durante esta dictadura, la corrupción y el nepotismo se extendieron en el gobierno, mientras que los intereses económicos y políticos de Batista y sus aliados se fortalecieron. El país experimentó un crecimiento económico impulsado por el turismo, el juego y la industria azucarera, pero la desigualdad social aumentó y las condiciones de vida para muchos cubanos se deterioraron.

El descontento social con la dictadura de Batista creció, y varios grupos políticos y revolucionarios se opusieron a su régimen. Uno de estos grupos fue el Movimiento 26 de Julio, liderado por Fidel Castro y otros revolucionarios, que finalmente llevaría a la Revolución Cubana.

La Revolución Cubana estalló en 1959, y después de una serie de enfrentamientos y luchas armadas, Batista huyó del país en enero de ese año. El gobierno revolucionario liderado por Fidel Castro tomó el control de Cuba y estableció un régimen socialista que ha perdurado hasta la actualidad.

Bibliografía

¹-Enciclopedia: Clarín. (1999). Visor Enciclopedias Audiovisuales S.A.

-Fernández, Tomás y Tamaro, Elena. «Biografia de Fulgencio Batista». En Biografías y Vidas. La enciclopedia biográfica en línea [Internet]. Barcelona, España, 2004. Disponible en https://www.biografiasyvidas.com/biografia/b/batista.htm.

²-Beyhaut, G. y H. América Latina III. De la independencia a la Segunda Guerra Mundial. México: Siglo XXI, 1986.

-Skidmore, Thomas y Peter Smith. Historia Contemporánea de América Latina: América Latina en el siglo XX. Barcelona: Crítica, 1996.

³-Béjar, María Dolores. Historia del siglo XX. Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Siglo XXI Editores Argentina, 2018.

-Enciclopedia: Clarín. (1999). Visor Enciclopedias Audiovisuales S.A

  • ¿Te ha resultado útil este artículo?
  • SiNo

Matías Dotto

Historia - Universidad Nacional Tres de Febrero. Instituto de Estudios Históricos - UNTREF.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *